jueves, 20 de enero de 2011

La fórmula preferida del profesor


Se dice que esta novela tiene la belleza de un larguísimo haiku. Su autora Yoko Ogawa, inicia su carrera de escritora inspirada por sus lecturas de los clásicos japoneses. En 1998 obtiene el premio Kaien y logra el Akutagawa por "El embarazo de mi hermana".
Con "La fórmula preferida del profesor" logra el Premio Yomiuri. Adaptada al cine, esta obra ha sido un auténtico fenómeno social en Japón.
...."Lo que más amaba el profesor en este mundo eran los números primos. Incluso yo sabía que existían números llamados primos, pero nunca me había imaginado que podían convertirse en un objeto de amor. Por muy extravagante que fuera el objeto, la manera en que el profesor los amaba era perfectamente ortodoxa. Los trataba con cariño, se dedicaba a ellos desinteresadamente y con gran respeto, a veces los acariciaba y a vcces se arrodillaba ante ellos....."
En su portada figura la fórmula de Euler, la más notable para Freynman y considerada la más hermosa por los lectores de Mathematical Intelligencer.
En algunos momentos de la narración nos recuerda el famoso "El tío Petros y la conjetura de Goldbach" de Apostolos Doxiadis.
La sutileza, la sencillez, la profunda descripción de los protagonistas y su tono un tanto humorístico y en ocasiones surrealista, produce en el lector una especie de inquietud que le hace devorar las páginas de este libro, entre otras cosas muy cuidado en su edición y fácil de leer y ojear. (www.funambulista.net)

2 comentarios:

  1. Yo ya lo he leído. Altamente recomendable. Muy sutil muy hermoso, muy japonés...

    Saludo.

    ResponderEliminar