miércoles, 2 de mayo de 2012

Librerías con encanto

Diego Castelao y María Carreira son hijos de emigrantes gallegos en Madrid. Los padres de él, de Vedra (Santiago). Los de ella, de Castroverde, en Lugo. Nacieron, crecieron y se conocieron en la capital, donde ahora viven como pareja. Pero conservaron intactas las raíces paternas. Tal es el vínculo que les une a Galicia que su proyecto vital está íntimamente relacionado con ella: acaban de montar la primera librería especializada en literatura gallega de Madrid (con permiso de la de Sargadelos, que tiene una pequeña sección dedicada a libros gallegos y portugueses, pero más orientada a artesanía).


Después de que él perdiera su trabajo como educador social, decidieron invertir todos sus ahorros en su sueño: su recuncho cultural en Madrid. Y lo hicieron. Aturuxo Tenda Galega es mucho más que una librería -en la que además se vende artesanía y música-. Es un espacio cultural abierto, donde cualquier iniciativa interesante encuentra espacio si guarda relación con Galicia.

La idea rondó siempre en la cabeza de Diego, pero el último empujón surgió entre libros. Mientras trabajaba en la caseta del Consorcio Editorial Galego en la madrileña Feria del Libro se dio cuenta de que la gente pedía literatura gallega, y que no había una oferta competente en la capital. Y se decidió. Una gran bandera de Galicia plantada al lado del mostrador da la bienvenida a los clientes. "Es nuestro amor por las raíces lo que nos llevó a embarcarnos en esta aventura", dice María. A la izquierda, la música: una cuidada selección de discos en la que colaboró activamente el gaiteiro y amigo Daniel Bellón. Cabe todo: desde la música tradicional de Fuxan os Ventos o Milladoiro hasta grupos más recientes, como Marful o Nova Galega de Danza. A la derecha, literatura. Todavía están cerrando los últimos pedidos, pero ya tienen una oferta variada: novela, poesía, cuentos infantiles, historia, cocina... En este caso les echó una mano Carme Lamela, profesora de gallego en el madrileño Espazo das Linguas Ibéricas. Solo unos pocos están escritos en castellano, pero los dueños aseguran que no tendrían problema en añadir más obras de este tipo. Para ellos el conflicto lingüístico simplemente no existe.

La artesanía ocupa la entrada de la tienda con diferentes objetos importados: cuero, cerámica, plata... Pero pretenden ir más allá, escaparse del souvenir y ofrecer productos de calidad.

La clientela es variada (gallegos, madrileños y extranjeros) y pese al poco tiempo que lleva abierta la tienda, ya tienen fidelidades: "hay un gallego muy mayor que cada vez que pasa por aquí entra para echar un vistazo y charlar un rato en su lengua", cuenta Diego.

"En Madrid hay mucha gente trabajando por la difusión de nuestra cultura", explica el propietario, "pero son iniciativas personales que, como ésta, no tienen ningún apoyo institucional". Por eso Aturuxo aspira a convertirse en una especie de centro vertebrador de todas aquellas actividades de este tipo que se celebren en Madrid. Ideas hay muchas: conciertos de música, tertulias literarias, obradoiros de artesanía o presentaciones de libros.

Aunque ya atienden al público, les falta cerrar los últimos detalles, pero cuando esté todo listo celebrarán una gran fiesta de inauguración. Habrá gaiteiros, escritores y algún que otro rostro conocido. A partir de ahí será trabajar para mantener en pie un proyecto que ha costado mucho esfuerzo levantar. Aunque reconocen que no estuvieron solos. "Desde el principio nos sentimos muy arropados y animados por un montón de gente que nos ayudó a hacer realidad nuestra ilusión", asegura María.

De momento, no tienen miedo al fracaso, sino todo lo contrario. Los dos coinciden al asegurar que, por lo menos, han cumplido su sueño. Y también han contribuido a la difusión de la cultura gallega en el exterior.


(Extraído de la Voz de Galicia)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada